lunes, 21 de abril de 2014

Une belle histoire, shopping and architecture


Es obligatorio que escuchéis la canción mientras leéis el post.

Siempre quise tener un novio que me hablase y cantara en francés mientras, tumbados, yo le miraba ensimismada. Imaginar un mundo en francés, dulce y con mucho acento.

Nunca lo tuve, cosas de la vida. Pero tengo uno que habla sevillano. Dice cosas en broma con mucho acento y le miro ensimismada partiendome de risa al escuchar: " Esha ahí, hazta que haga ihla", por ejemplo. Mi mundo no es francés, ni tiene ese sofisticado acento de las canciones, pero es dulce gracias a él, y muy divertido y fresco y sensible, tanto como imaginé que sería aquel novio que hablaba en francés. Él no habla francés, habla " Avec moi", ;).

Que bonita es esta canción. Es una metáfora sobre los enamoramientos fugaces. Se encuentran, se miran e imaginan una vida juntos, todo está de su parte, son felices y ese instante se acaba. Tienen que volver a su vida. Guardan ese momento. Me encanta. Se parece mucho a la sensación que siento cuando compro algo que me gusta:

La chaqueta de Aspesi, en la tienda más bonita, Cuqui Castellanos




Los brevajes y viandas especiales de la tienda de al lado, Viña y Licor



Y cuando como algo que me encanta. El chocolate a la taza. Mi dulce favorito. Me eleva tanto como escuchar esta canción. 

Si compráis este, os doy un consejillo. Hervirlo bastante, 15 minutos mínimo y colarlo antes de servir. El sabor a canela es delicioso. Muy erótico.



"C'est un beau roman, c'est une belle histoire
C'est une romance d'aujourd'hui
Il rentrait chez lui, là-haut vers le brouillard
Elle descendait dans le Midi, le Midi

Ils se sont quittés au bord du matin
Sur l'autoroute des vacances
C'était fini le jour de chance
Ils reprirent alors chacun leur chemin
Saluèrent la Providence
En se faisant un signe de la main"



Feliz semana.

Lau.

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...