miércoles, 26 de marzo de 2014

Muerte en Venecia

No amar es el único pecado. La literatura y la moral, no suelen hacer buenas migas. Mi vida dista galaxias de la ejemplaridad, así que no seré yo quien se atreva a emitir juicios sobre persona, animal  o cosa. El concepto de la belleza, natural o trabajada, el arte como fenómeno espontáneo o fruto de la rectitud, el enemigo más peligroso que tenemos, nosotros mismos, los ambiguos limites de la moralidad y la tanto atractiva como repugnante diversidad social, se dan cita en una de mis películas favoritas, Muerte en Venecia. 
La fecha no está muy definida en la peli, creo que debe ser principios del siglo XX, por el magnífico vestuario y la decrepitud a la que se ve sometida Venecia por las plagas del momento. Este hecho además es metafórico en la película. La playa del Lido, es totalmente idílica, muy alejada de la realidad actual. Las casetas a rayas, los bañadores masculinos, la burguesía impolutamente vestida y de modales ejemplares, un hotel de lujo en el Lido y Tazdio. La belleza más pura, andrógina, espontánea, helénica, perfecta, capaz de quitar la máscara de adulto y el gesto de seguridad del ser más contenido, cultivado y recto. 
Os dejo mi lista de reproducción de Muerte en Venecia, del canal Things of Lora de YouTube. Disfrutad del Lido, del gran Canal, San Marcos, de Venecia en planos cortos y de las facciones áureas de Tazdio. Desviarnos del orden social parece inevitablemente preceptivo.





Feliz miércoles a todos, ;).

No hay comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...